Inclusión Sociolaboral

Desde el año 2014, Bancosol da un giro a su función social y decide apostar por la promoción laboral de las personas beneficiarias del reparto de alimentos para ayudarles a salir de las circunstancias que les llevaron a pedir ayuda a la entidad. Esta necesidad surge al entender que muchas de las familias afectadas por la crisis no encontraban salida a su situación de exclusión porque encontraban trabas a la hora de reincorporarse al mercado laboral.

 

¿Quieres formar parte de esta iniciativa?

Objetivos de Inclusión Sociolaboral

En ese momento, iniciamos el proyecto de Inclusión Sociolaboral, con una formación básica ofrecida por profesionales expertos de cada sector para impulsar y animar a estas personas en la búsqueda activa de empleo, proporcionándoles un acompañamiento y herramientas para que puedan volver al mercado laboral.

 

Desde la creación del programa, 400 personas en situación vulnerable han conseguido un trabajo, con el que están intentando salir del círculo de la pobreza. Solo en 2018 se consiguió la inserción laboral de 86 personas gracias.

Ayudamos a las familias a valerse por si mismas

El proyecto de inserción ha ido creciendo en estos años y actualmente es el pilar de nuestro trabajo en el que más empeño estamos poniendo, ya que entendemos que una atención meramente asistencialista no hace sino perpetuar la dependencia de las ayudas, cuando lo que todas las personas necesitan es un trabajo para poder valerse por sí mismas y sacar adelante a sus familias.

¿Qué valoran los beneficiarios?

Lo que más valoran los beneficiarios de este acompañamiento es la formación y la posibilidad de realizar prácticas en empresas con las que Bancosol tiene convenios de colaboración, en las que pueden demostrar su valía.

 

Para la empresa, es una forma de comprobar la capacitación de estos trabajadores para el desempeño del puesto, superando algunas reticencias iniciales a su contratación por su procedencia o circunstancias personales.

¿Qué necesitamos?

El trabajo coordinado con las entidades sociales con las que trabajamos en el reparto de alimentos se hace imprescindible para conocer más a fondo a las personas y
trabajar en las causas de su exclusión laboral.

 

En ocasiones podemos intervenir en esas razones y en otras les derivaremos a los recursos adecuados. El trabajo en red con otras entidades es importante para dar respuesta a las personas y optimizar los recursos, posibilidades de formación y empleo existentes en Málaga.

¿Se te ocurre otra manera de ayudarnos?

Acepto la política de privacidad


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando entendemos que da su consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies