Normas básicas de higiene alimentaria

Normas básicas de higiene alimentaria

Como  os contamos en un blog anterior sobre cómo evitar el despilfarro de alimentos, Bancosol contribuye a evitar el malgasto alimentario.

Nos parece alarmante que las cifras que se dan anualmente sobre el desperdicio alimentario procedan en un porcentaje muy elevado de nuestros hogares, y es por ello que Bancosol actúa y sensibiliza en este sentido.   Empezando por todo el personal de almacén, voluntariado y plantilla, que cuentan con un curso de manipulador de alimentos, para ser coherentes en la manipulación y uso adecuado de los alimentos.

Así que hoy compartimos unas normas básicas de higiene alimentaria:

  • Conserva los alimentos crudos y cocinados en espacios y recipientes diferentes, además de utilizar diferentes utensilios para manipularlos.
  • Lávate bien las manos, limpia los trapos, las superficies y utensilios de cocina, así los microbios no contaminen los alimentos antes de utilizarlos
  • Conserva adecuadamente los alimentos hasta su consumo. Que no estén expuestos a temperaturas excesivamente altas los frescos ni a temperaturas muy bajas los cocidos.
  • No uses la misma tabla, plato, superficie, etc, para cortar y preparar alimentos frescos y alimentos que se vayan a cocer. Utilizar diferentes utensilios para manipularlos, si se emplean los mismos lavarlos bien entre usos.
  • Cuece los alimentos a temperatura suficiente (70°C) para asegurar que los microorganismos no se reproduzcan.
  • Evite mantener los alimentos cocinados a temperatura ambiente más de dos horas.
  • No cortes la cadena de frío de los alimentos
  • Controla siempre la fecha de vencimiento y estado general de envases y recipientes.