¿Conoces las diferentes áreas de Bancosol? Hoy, el Área Social: atención a Entidades Benéficas

¿Conoces las diferentes áreas de Bancosol? Hoy, el Área Social: atención a Entidades Benéficas

Bancosol según su estructura organizativa actual está formada por el área de Almacenes y Distribución, el área Social y el área de Recursos. Cada una de ellas cuenta con diferentes departamentos para una mayor operatividad y eficacia.Hoy vamos a contaros cómo trabaja el  departamento de Atención a entidades benéficas, que pertenece al área Social.

Desde el área social, para poder prestar profesionalmente nuestros servicios, y responder a las necesidades de las personas que atendemos diariamente, mantenemos un continuo contacto con las entidades benéficas, ya que ellas son las que nos repostan información sobre sus beneficiarios.

¿Qué hacemos y cómo lo hacemos?

El primer paso es solicitarle la información necesaria a la entidad benéfica. Esta información va desde el número de personas que atienden, destacando su rango de edad, alergias que puedan tener a determinados productos, necesidades especiales, etc…Pues, dentro de nuestras posibilidades y productos donados, Bancosol intenta ajustar el reparto de alimento basándose en  los datos que aportan las organizaciones.

Asimismo, es muy importante conocer y trabajar junto a la red de entidades con la que colaboramos, ya que es fundamental conocer su funcionamiento, operatividad y el tipo de beneficiarios con los que trabajan, además de, en algunos casos, la actividad que realizan para apoyarles con aquellos alimentos que les sea de utilidad para sus medidas de acompañamientos.

  • Comisión de seguimiento

Por ello, desde la Comisión de Seguimiento creada en 2016, se establece como requisitos de entrada a cualquier entidad que quiera formar parte de la Red, disponer de una capacidad operativa, económica, administrativa suficiente, que permita distribuir los alimentos de manera organizada y eficiente. Además de  disponer de un trabajador social que acredite, a través de los informes sociales, la situación de necesidad económica y/o social de los beneficiarios atendidos, o que sus usuarios hayan sido derivados de los Servicios Sociales Comunitarios de su localidad.

Desde el departamento de Atención a entidades benéficas intentamos apoyarles en aquellas situaciones especiales e informarles de aquellos programas que pueden serles de ayuda. Pudiendo acudir a nuestras oficinas cuando lo necesiten dentro de nuestro horario, además de atenderles telefónicamente o vía email.

Además, desde 2015 realizamos visitas anuales a todas las entidades que colaboran con nosotros. Actividad que ha permitido conocer mucho mejor la problemática de las asociaciones que trabajan a diario con nosotros y verificar el cumplimiento de la normativa que desde las instituciones públicas nos exigen. Aunque no debemos de saltar por alto otras tareas que son necesarias como son:

  • Asesorar a las entidades para que cumplan los requisitos del programa.
  • Realizar un seguimiento hacia esos cambios que deben acometer.
  • Acompañarles durante el proceso de evaluación.
  • Valorar positivamente a aquellas entidades que realizan correctamente su trabajo.

El equipo de Bancosol está compuesto por un amplio número de voluntarios constituido por mujeres y hombres con diferentes edades y cualificaciones que les permiten realizar el conjunto de actuaciones adecuadamente.

  • Tipología de entidades y beneficiarios

En la actualidad trabajan con nosotros un total de 205 entidades.  Destacamos que no únicamente trabajamos junto a entidades de reparto, 69 son entidades de consumo, es decir, que sus usuarios acuden a las entidades a consumir los alimentos transformados ( comedores, guarderías, centros de acogida, residencias… )

Las entidades de reparto han venido sufriendo cambios significativos ya que parecían estar diseñadas únicamente para colectivos o personas en exclusión con unas características específicas y ha ido aumentando la demanda social adecuándose a nuevos perfiles de usuarios.

Por ello se ha reflejado la llegada de nuevos perfiles sociales, que tradicionalmente no acudían a nuestras entidades, sin olvidar aquellos usuarios que siguen en situación de exclusión cronificada.

Durante estos dos años últimos han aumentado los beneficiarios que acuden a comedores sociales, incluso se han añadido cuatro comedores sociales más a los que teníamos previamente. Comedores que han tenido que adaptar su operatividad a estos nuevos colectivos.

 

También hemos notado un aumento en casas de acogida donde residen tanto beneficiaros nacionales como extranjeros que no tienen hogar. Siendo, sobre todo en el caso de las familias extranjeras, una normalidad la presencia de menores.

En cuanto a las residencias de ancianos, podemos destacar que estos centros están acogiendo a personas mayores cuyas familias no disponen de recursos económicos, lo que supone que no puedan pagar la totalidad de la plaza. Situación que provoca la necesidad a estos centros de recoger alimentos distribuidos por nuestra organización con el objeto de cubrir el menú diario de los ancianos con escasos recursos económicos.