Cómo ayudamos

Como Bancos de Alimentos que somos siempre partimos de una organización que tiene clara las áreas de trabajo y las funciones a éstas asignadas. Nuestra actividad se centra en buscar alimentos, catalogarlos, almacenarlos, y entregarlos a las entidades benéficas. El primer área de trabajo es por tanto la captación, en la que procuramos que no se destruyan o desaprovechen alimentos cuando éstos son perfectamente consumibles, como es el caso de aquellos productos que:

  • Tienen dificultades de comercialización.
  • Son excedentes de stock.
  • Están próximos a su fecha de caducidad.
  • Muestran cambios o defectos en su embalaje.
  • Muestran un etiquetado defectuoso

Dentro de la función de captación fomentamos la solidaridad en colegios, grandes superficies, etc.,organizando, por ejemplo, Operaciones Kilo y otras colectas. También animamos a la sensibilización frente a los más necesitados a fin de fomentar las donaciones particulares o públicas.

El segundo área de trabajo es el almacenaje, manipulación y distribución de alimentos. Dicha área tiene dos espacios vitales de desarrollo: la nave del Polígono Industrial Trévenez y la cuartelada sita en Mercamálaga, donde se almacenan y reparten los productos no perecederos y perecederos respectivamente. Dichas naves están perfectamente acondicionadas y pertrechadas de las cámaras de frío así como de la maquinaria de transporte y almacenamiento adecuadas.

voluntarios-bancosol-como-ayudamos

El tercer área se ocupa de la administración en su ámbito más general, con responsabilidad sobre las siguientes actividades:

  • Gestión de subvenciones.
  • Control del asesoramiento (contable, laboral, fiscal, legal).
  • Elaboración de documentos e informes internos.
  • Captación de donaciones y aportaciones pecuniarias.
  • Control y ejercicio de toda la labor administrativa.
  • Comunicaciones, relaciones públicas.
  • Gestión del voluntariado.

El trabajo de los Bancos va encaminado a servir a los más necesitados, captando alimentos que entregamos a los centros benéficos que atienden a:

  • Familias en paro o con dificultades económicas.
  • Inmigrantes necesitados.
  • Asociaciones de ayuda a distintas enfermedades.
  • Casas de acogida.
  • Centros de día.
  • Centros de rehabilitación de marginados.
  • Comedores sociales.
  • Conventos.
  • Guarderías y centros juveniles.
  • Parroquias y Cáritas parroquiales.
  • Residencias de ancianos.
  • Residencias de menores.

Y cualquier otro tipo de institución que se dedique al servicio y atención a los necesitados.