Bancosol crea una Comisión de Transparencia para la Red de Entidades Colaboradoras, dando cabida a la Inclusión Sociolaboral.

Bancosol crea una Comisión de Transparencia para la Red de Entidades Colaboradoras, dando cabida a la Inclusión Sociolaboral.

  • En la actualidad colabora con más de 220 entidades benéficas
  • Se ha creado la Comisión de Admisión y Seguimiento de entidades benéficas que podrán formar parte de la red de Bancosol
  • Para ello se establece un Reglamento de Garantías y Buenas Prácticas, que mejora la distribución de alimentos y las prestaciones sociolaborales

El Banco de Alimentos de la Costa del Sol, Bancosol, con el fin de optimizar la ayuda a las personas necesitadas y/o en grave riesgo de exclusión social que atiende en la provincia, no solo con alimentos básicos sino con programas de inclusión sociolaboral, crea una Comisión de Admisión y Seguimiento de la entidades benéficas colaboradoras.

Este órgano, a tenor de los cambios producidos por la crisis del 2008 y sus consecuencias hasta la actualidad, orientará el trabajo con las entidades que integran la red benéfica de Bancosol en la provincia, teniendo en cuenta la capacidad operativa, el grado de atención según zona geográfica y lógicamente, los recursos con los que cuente el Banco de Alimentos.

Para lograrlo, la Comisión, aplicará criterios objetivos y normalizados en la admisión y seguimiento de las entidades benéficas que colaboran en el reparto de los alimentos de los diversos planes coordinados por el Banco de Alimentos, buscando las máximas garantías en todo el proceso de distribución, así como la salvaguarda de la responsabilidad civil subsidiaria que Bancosol tiene en todo el proceso.

La Comisión estará formada por responsables y técnicos en las materias, miembros de Bancosol y de las Entidades que integran esta Red Benéfica.

Para cumplir un objetivo de mayor transparencia y eficacia, Bancosol establecerá un plan en el que priorice a aquellas entidades que tengan mayor vinculación con el Banco de Alimentos, a través de los programas de alimentos y de los de inclusión sociolaboral.

Se trata de mejorar los procedimientos y el seguimiento de las tareas que permiten dar un apoyo más completo a los beneficiarios.

Las entidades benéficas que integran los planes periódicos de Bancosol, deben cumplir el reglamento establecido a tal efecto, garantizando técnicamente que las personas atendidas son las más necesitadas y que lo sean por el tiempo que necesiten la ayuda.

Los requisitos generales para las entidades son:

1.- Estar legalmente constituida, con personalidad jurídica propia, y cuando  proceda, debidamente inscrita en el registro administrativo correspondiente, en el momento de la presentación de la solicitud de participación.

2.- No tener ánimo de lucro.

3.- No ser una sociedad mercantil.

4.- Tener recogido en los estatutos como fin de la entidad la asistencia social a las personas más desfavorecidas: Individuos, familias, hogares o grupos que se encuentren en situación de pobreza económica, así como las personas sin hogar y otras personas en situación de especial vulnerabilidad social.

5.- No discriminación de ningún beneficiario (persona), por razones sociales, políticas, religiosas, culturales, etc.

6.- Disponer de capacidad administrativa, operativa, financiera y recursos humanos necesarios para realizar la recogida, transporte, almacenaje y distribución adecuada de alimentos, garantizando la conservación, gratuidad y equidad del reparto.

7.- Cumplir con la normativa sanitaria en relación con la manipulación, transporte y almacenaje de los alimentos.

8.- Tener una experiencia mínima en este tipo de atenciones, de al menos dos años, en la zona establecida.

9.- Facilitar a las personas delegadas de Bancosol, la visita a las instalaciones y la revisión de la documentación necesaria para la debida valoración continuada y seguimiento de la entidad. Esta visita se realizará normalmente una vez al año. Se cumplirá siempre la Ley de Protección de Datos.

10.-  Facilitar los documentos que se requieran para participar en los programas actuales y en los que, respectivamente, se vayan implantando.

11.-  Distribución totalmente gratuita de los alimentos. Esta gratuidad supone la no percepción de ningún tipo de contraprestación, ya sea económica, de trabajo, de vinculación ideológica, etc.

12.- Seguimiento de la situación de los beneficiarios y distribución equitativa entre los mismos de los alimentos a repartir en cada ocasión y de la adjudicación de otros servicios, dependiendo de la composición familiar, ingresos y necesidades, etc. etc.

 

Bancosol, que en la actualidad colabora con más de 220 entidades, ha aumentado en un 64% la atención con alimentos a las entidades benéficas en los últimos cuatro años. Ello hace necesario racionalizar esta ayuda del Banco de Alimentos de la Costa del Sol con los recursos que se dispongan en cada momento.